Información

Villa del Rosario es una localidad y distrito de Paraguay situado al oeste del departamento de San Pedro. Fue fundada como una villa por orden del gobernador intendente Pedro Melo de Portugal en 1787 con el nombre de San José de Ybyracapá.

El centro urbano se encuentra ubicado a 225 km de Asunción y a orillas del río Paraguay. Según el censo de 2002 de la DGEEC tenía una población de 11.623 habitantes.

Historia

Por orden de Don Pedro Melo de Portugal (Coronel de Dragones de los Reales Ejércitos, Gobernador, Intendente y Capitán General de esta Provincia), se formó una población de españoles en el paraje de Ybyracapá con los límites y linderos que él ha señalado en su última visita.

El mismo comisiona al Comandante Don Roque Acosta, que con asistencia de Don José Mongelós (nombrado Sindico Procurador de la Ciudad), para que practique diligencias judiciales de mensura, deslinde y amojonamiento de tierras que poseen los vecinos, señalando a cada uno, el lugar donde debían permanecer. (Esta diligencia consta en las leyes del título 1 libro 4 de indias).

La misma fue firmada por Don Pedro Melo de Portugal, sellado con el sello de sus armas y refrendada por el escribano y notario público de su Majestad y de Gobierno, Manuel Bachicao. Cumpliendo las órdenes del Señor Gobernador Intendente y Capitán General, el Comandante Don Roque Acosta oficializa la fundación, en la que reparte, amojona y da posesión de los terrenos que pertenecen a los vecinos de esta población, el 14 de junio de 1787; en esta Villa denominada San José del Yvyracapá y Puesto de Quarepotí.el río nace en el estero yetyty y recorre 60 km y desemboca en el río Paraguay cerca de puerto rosario., el nombre kuarepoti significa en español agua de metal o agujero de plata Esta localidad también es conocida como Puerto Rosario, por tener costas de desembarque de cargas fluvial sobre el río Paraguay.

Villa del Rosario del Quarepoti, nació de la urgencia paraguaya de fijar su soberanía sobre extensas y ricas regiones norteñas, disputadas por los portugueses y sus aliados los Mbayas; además sirvió desde un principio, de punto de convergencia de todos los pobladores españoles de la provincia, que subiendo desde las tierras de Limpio, Tapúa y Arecaká, habían ido estableciendo grandes estancias, así como grandes chacarerias en aquella bellísima zona, abundante regada por ríos y arroyos.

Estos pobladores en cierto momento comenzaron a inquietar la suspicacia del cabildo indígena de San Estanislao, resto de lo que antiguamente fuera el “outro” Paraguay, es decir, el de las Misiones Jesuiticas, que no siempre guardó buenas relaciones con el Paraguay – español cuya capital era la Asunción.

Los primeros pobladores de la Villa estaban unidos entre sí, por lazos de parentescos consanguíneos o afines, razón por la cual la población entonces naciente, iniciaba una tradición de unidad e hidalguía entre sus habitantes, no desmentida en los años de historia que lleva vividos.

Representantes de la villa asistieron al congreso del 24 de julio de 1810 celebrado en Asunción que decidió reconocer al Consejo de Regencia de Cádiz y suspender todo reconocimiento de superioridad de la Junta de Buenos Aires.2 Con el correr de los años y especialmente luego de finalizada la Guerra de la Triple Alianza, atraídos por la gran riqueza forestal y agrícola de la zona, llegaron a afincarse en el lugar muchas familias europeas, cuyos descendientes figuran hasta el día de hoy en los registros públicos de la ciudad.

También quedan vestigios del gran desarrollo que tuvo en el siglo pasado, plasmados en las grandes casonas que aún pueden observarse en pie, a pesar de la falta de restauración y mantenimiento de las mismas. La ciudad tuvo su época de gloria, con el auge de la explotación forestal, y el intenso comercio fluvial, en épocas en que era la única forma de comunicación con la capital y países del exterior.

Administración Municipal del Sr. Julián Abel Baressi Mancia (2021-2025)

 

REDES SOCIALES

                                                                                                                            

Ir al contenido